La Bodega D.O. Navarra estrena un nuevo diseño, diferenciador, colorista y que plasma la calidad de sus vinos, reconocidos internacionalmente.

Bodega de Sarría renueva la imagen de sus vinos con el objetivo de que muestren, incluso antes de descorchar la botella, algunos de los secretos que están contenidos en su interior. La nueva tipografía de la marca, más contundente, aparece ahora rodeada de elementos naturales que en algunos casos evocan los aromas y sensaciones que se esconden tras la botella; y en otros se refleja el entorno natural en el que se elaboran, el Señorío de Sarría, un paraje único ubicado en Puente La Reina (Navarra) y en cuya extensión, de 1.200 hectáreas, conviven la Bodega, el viñedo y una variada fauna y flora.

“Nos encontramos en el inicio de una nueva etapa. Después de los importantes reconocimientos nacionales e internacionales recibidos por nuestros vinos, queríamos que la imagen con la que llegan nuestros vinos al consumidor también transmitiera ese nuevo estilo, esa mayor calidad y, en definitiva, esa mejora continua”, explica Fernando Zaratiegui, Director General de la Bodega.

El reconocido ilustrador y diseñador Nicolás Aznárez ha sido quien ha desarrollado este cambio de imagen, que afecta a las gamas Tradicional y Viñedo.

De los vinos más aromáticos y frutales…

La colorista y natural imagen de vinos como el Chardonnay, Rosado, Crianza y Moscatel, muestra la explosión de sensaciones que afloran al abrir estas botellas: colores brillantes, aromas a flores blancas y frutos del bosque… dibujados en cada botella en perfecta armonía con el nuevo logotipo.

Por otra parte, si algo despierta los sentidos de un vino que ha pasado por barrica son los matices de la madera, los tostados, la canela, la  vainilla…, de ahí que las etiquetas de Reserva y Gran Reserva dibujen un árbol fuerte, frondoso, con carácter, como lo son los robles con los que se elaboran las barricas en las que se ha llevado a cabo la crianza.

 …a las peculiaridades de los viñedos de Sarría

Porque no todas las tierras son iguales, Bodega de Sarría apuesta por algunos de sus viñedos más característicos para elaborar vinos únicos, diferentes: algunos con nombres propios y otros que simplemente con su numeración marcan su identidad. El diseño utilizado para estos vinos, como Viñedo Nº5 y Viñedo Sotés, muestra el incomparable paraje natural  en el que se encuentran estos viñedos, el paisaje del Señorío de Sarría donde, en un entorno forestal, conviven corzos, zorros, jabalíes, garzas, lechuzas….

Pequeñas obras de arte de Nicolás Aznárez

El diseñador e ilustrador Nicolás Aznárez es quien firma las etiquetas para los vinos rediseñados: todos a excepción del Reserva Especial que, contando con un diseño ya muy particular, se ha optado por no cambiarlo. “En la gama tradicional se hace uso de unas ilustraciones botánicas con un aire retro, mientras que en la gama Viñedo hemos trabajado con una ilustración más geométrica, colorista y característica”, explica el autor.