Sarría Viñedo 5, elegido representante institucional de los rosados navarros

La cosecha 2014 de este rosado de lágrima ha sido elegida en una cata a ciegas de entre más de 170 muestras presentadas

La cosecha 2014 del vino de Señorío de Sarría Viñedo Número 5 ha sido seleccionada por los especialistas de la Denominación de Origen Navarra para representar a esta institución durante este año en la categoría de vinos rosados. Esta distinción se suma a la larga lista de galardones que, año tras año desde su creación, viene recibiendo este rosado de lágrima elaborado al 100% con la variedad garnacha de los viñedos antiguos que la bodega posee alrededor de sus instalaciones, en Puente La Reina, Navarra.

Como cada año, la sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen acogió la cata a ciegas realizada por un jurado de cerca de 30 profesionales del sector, entre los que se encuentran los miembros del Panel Oficial de Cata de Vinos de la Comunidad Foral. Se presentaron más de 170 muestras pertenecientes a 45 bodegas. Los vinos seleccionados en sus diferentes categorías forman parte de la Selección Vinos D.O. Navarra 2015 y serán utilizados por el Consejo Regulador en actividades y acciones de promoción de la Denominación de Origen Navarra durante el presente año.

El Rosado especial Señorío de Sarría Viñedo nº5, calificado en el certamen La Nariz de Oro de 2013 como el Mejor Rosado de España, añade esta distinción de representar a la DO Navarra durante este año a la larga lista de premios y reconocimientos internacionales que acumula: Medalla de Oro en el Challenge International du Vin de Burdeos 2014, medallas de Plata en el Concours Mondial de Bruxelles y en el International Wine Challenge de Reino Unido del año pasado. Sin olvidar el prestigio que aportan los 90 Puntos Parker con los que lo calificó la reconocida The Wine Advocate.

Logo DO Navarra

La clave del éxito

Aromas Viñedo 5

La clave del éxito de este rosado especial Señorío de Sarría Viñedo Nº 5 reside en su viñedo y elaboración. Señorío de Sarría apostó por la conservación y cuidado de sus viñas de Garnacha, plantadas hace más 60 años en vaso, en la finca Nº 5, en las inmediaciones de la bodega, en pleno Camino de Santiago. La edad y los cuidados que han recibido año tras año estas viñas otorgan a sus uvas unas cualidades imposibles de lograr en viñedos jóvenes. Tras una estricta selección de la uva, se extrae el mosto mediante el tradicional método del sangrado de lágrima, dando como resultado un vino de intenso aroma a caramelo de fresa, lichis, pomelo y frutas del bosque. Presenta un paladar fresco y afrutado, con entrada suave y untuosa, y resulta en boca equilibrado, largo y persistente.