Palacio de Bornos lanza al mercado Bornos Frizzante Verdejo 5,5º, un nuevo producto de baja graduación alcohólica que se une a su ya amplia gama de vinos, y que nace como respuesta a la constante exploración de nuevos mercados y consumidores, y al deseo de que éstos experimenten un mundo de nuevas sensaciones al degustarlo.

Con este lanzamiento, Palacio de Bornos da un paso más en su afán por crear productos de calidad que consigan transmitir sensaciones y vivencias  únicas en quienes los prueban. Para nosotros, el vino es mucho más que una buena materia prima y una exquisita elaboración, es sentir, vivir, emocionar, experimentar, disfrutar…Y queremos compartir lo que vivimos y sentimos al elaborarlo con todos aquellos que quieran sumarse en esta nueva aventura.

Joven, fresco, ligero y desenfadado

Se trata de un vino joven, fresco, ligero, burbujeante y desenfadado en el estilo, pero no en su vendimia y elaboración, donde al igual que el resto de vinos de la gama Palacio de Bornos, ha seguido un minucioso proceso, cuidando hasta el más mínimo detalle.

Bornos Frizzante está elaborado con uva de la variedad Verdejo de nuestros viñedos de Rueda, vendimiada en el momento óptimo de equilibrio entre acidez y azúcar, de especial importancia al tratarse de un producto de bajo grado alcohólico (5,5º).

Cuidado proceso de elaboración

En su proceso de elaboración se ha llevado a cabo un desfangado estático, para que el mosto quede bien limpio. Ha sido fermentado a baja temperatura (12-13 grados), muy lentamente, para evitar pérdidas de carbónico y aromas. La fermentación se detuvo al alcanzar los 5,5º de alcohol y posteriormente se mantuvo el frío (entre -2 y 2 grados) durante todo el proceso de estabilización. De esa forma se evitó cualquier pérdida del carbónico natural producido durante la fermentación.

Por último, se realizó una filtración amicróbica inmediatamente anterior al embotellado, que se llevó a cabo en una embotelladora isobárica con el objetivo, una vez más, de mantener el carbónico natural, que es una parte importante de la esencia de este producto.

El equilibrio óptimo

En la cata podemos apreciar un bonito color amarillo pálido con ligeros reflejos verdes. En nariz se muestra intenso, con un dulzor integrado con notas cítricas y frutas tropicales. Y en boca es fresco, con marcada presencia de carbónico, y un óptimo equilibrio entre acidez y dulzor.

Su ligero burbujeo, unido al fino toque de alcohol, hacen de Bornos Frizzante una elección sorprendente y que no deja indiferente, ni por su paladar, ni por su impactante presentación en botella serigrafiada en vivo color naranja y cierre de rosca.

Una opción sin duda acertada para un aperitivo, un picoteo, una comida ligera, unos dulces, un momento emotivo, una buena conversación…